INTENCIONES DE LUZ – HORIZONTES DEL SUR, una muestra del artista peruano Augusto Ballardo en Chile

INTENCIONES DE LUZ Horizontes del Sur_ AUGUSTO BALLARDO

HORIZONTES VERTICALES

por Paula Bustos Flores (Dirección Creativa y Coordinación)
faenadigital@gmail.com – a.k.a Paula Flup


INTENCIONES DE LUZ – Horizontes del Sur
es la muestra que Augusto Ballardo (Lima, 1986) realizó entre el 29 de enero y 06 de febrero de 2015 en la galería del colectivo MICH www.museointernacionaldechile.cl, conformada por instalaciones site especific en donde el artista trabajó desde las posibilidades que el espacio a intervenir le brindaba. Es así que, utilizando tubos fluorescentes de dos tonalidades y que en conjunto nos acercan al color arrebol del atardecer, nos invitó a recorrer su propuesta aproximándonos a estos Horizontes Intencionales.

Desde 2011 que Augusto viene trabajando con instalaciones lumínicas las que, irradian colores más allá de la intervención misma y tal como sucedió en la exhibición emplazada en Providencia, prolonga la obra al espacio exterior, ampliando su fulgor hacia todo el entorno de la galería. Esta cualidad expansiva es una propiedad que la luz posee y que en sí misma acompaña al artista para cumplir sus propósitos visuales, pasando desde las intenciones a la realidad de luz.

10475964_1001252103236164_3815193002504480816_o

Fue imposible pasar por alto lo purista del montaje que asistía desde lo técnico al concepto de obra. Cercana a una estética minimal pero con fuerte arraigo en lo geométrico y abstracto heredado de la iconografía precolombina estudiada en las culturas simultáneas Diaguita en Chile y Chancay en Perú. Esta construcción simbólica potente se podía corroborar en una gráfica lineal que representa los horizontes cordillerano y marítimo enlazados. Dicha figura repetida modularmente se encontraba en un dibujo enmarcado en acrílico y también al interior de la segunda sala, de manera menos perceptible, estaba pintada en sus paredes con un segundo blanco. Dos piezas de hule adosadas al muro con imanes prolongaban esta idea de horizonte continuo ondeante, ambas pintadas con franjas paralelas de los colores de las luces; rojo y azul incandescente.

10931494_10152545077012163_189504791317493103_o

Siguiendo la composición pulcra de las salas es importante señalar que la disposición vertical de los tubos rompía con la clásica idea del horizonte apaisado que tenemos y proponía sensaciones visuales muy atractivas y empíricas. A pesar de que cada tubo por separado era una línea vertical, al estar montados en continuidad conformaban bloques de color luz. De esta manera ya desde el exterior percibíamos la obra, observando como un cuadrado rosáceo adosado a la ventana se expandía sobre plantas, edificios, banquillos, veredas y todo elemento adyacente. La pieza central encendida indicaba el lugar de los hechos, funcionando como una invitación a la curiosidad de los transeúntes. Esto hace posible indicar que la obra planteada por Ballardo hace partícipes las percepciones y vivencias directas del espectador ante la misma; ya que, como fue comentado por el público: al mantenerse observando los tonos de luces hacía posible que al mirar hacia otro lugar vieras tu objetivo con un filtro verdoso, propio del complemento faltante en los colores luz (RGB).

Entrando a la galería la predominancia del azul de la primera instalación inducía a un ambiente seco, más bien frío, que hacía concentrarnos en la pieza de hule transparente que brillaba con los reflejos en el fondo del lugar. Esta última que a primera vista parecía caída, cuestionaba al visitante y podía ser comprendida en relación al dibujo enmarcado al que se hizo mención anteriormente. El doblez siempre presente en la obra del artista nos indicaba a seguir el recorrido hacia la derecha del espacio. Por el pasillo destellos de luz rosa se diferenciaban de lo anterior e inducían a adentrarse a la siguiente habitación que resultaba atrayente y sutilmente dulce. Entrando a la mano izquierda por el umbral carmesí podías reencontrarte con la instalación de la ventana que esta vez por dentro irradiaba sobre toda la sala y sus objetos una suma de luz violácea, induciendo automáticamente a una visualidad de espectáculo muy simple, pero que denotaba la preocupación del artista en su presentación con intervalos de espacios combinados simétricamente por proyecciones lumínicas y horizontes de color.

Más allá de luces, proyecciones, colores y la obra en sí misma lo que me impresionó de acompañar a Augusto en este proceso de exhibición en Santiago fue el valor de la autogestión como mecanismo de acceso e intromisión al circuito local. Sin duda, esto marca la persistencia y motor del artista peruano por encontrar su horizonte en este plano geográfico, y se ve reflejado en la cobertura que ha tenido su muestra y los alcances relacionales que por parte de la misma han surgido en una calurosa escena joven de verano, ávida de creación.
10869405_1001256096569098_7985910452497819369_o

 

Anuncios

0 Responses to “INTENCIONES DE LUZ – HORIZONTES DEL SUR, una muestra del artista peruano Augusto Ballardo en Chile”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: